Seguidores

lunes, 9 de mayo de 2011

31

CARACOLES




O te gustan o los odias, no hay término medio. A decir verdad, y me imagino que como a más de uno, la comida nos entra por los ojos, y yo era una detractora de los caracoles, hasta .... que conocí a mi marido, hicimos una escapada a Córdoba (que allí son muy típicos) y los probé, bendita la hora, porque se volvieron mis amigos, me gustaron muchísimo y eso que creo que están guisados de la forma más sencilla que os podais imaginar, son laboriosos, porque hay que limpiarlos pero ... luego son tan fáciles de cocinar.

Leo por internet, que hay un restaurante super famoso y antiquísimo, del siglo XIX en Francia que se llama L'ESCARGOT MONTORGUEIL y que su especialidad son los caracoles, así que habrá que ir y comprobarlo ¿no creeis? Desde luego la fachada del sitio es preciosa.




Yo os puedo contar cosas de los caracoles a nivel NACIONAL no INTERNACIONAL.

Los puestos de caracoles son una de las tradiciones de la ciudad de Córdoba que más arraigo han tenido en las últimas décadas. Estos puestos que se reparten por la ciudad cordobesa, abren a principios del mes de marzo, cerrando a finales de junio del año en curso.

Con la llegada de la primavera, los puestos de caracoles se montan en diferentes puntos de la ciudad de Córdoba con el objetivo de ofrecer a los cordobeses disfrutar de diferentes clases de caracoles. Esta tradición de montar puestos de caracoles al aire libre parece ser genuino de la ciudad de Córdoba, no existiendo en otras ciudades esta forma de degustación. De todas maneras, la ciudad de Córdoba no es la ciudad donde más caracoles se comen, ya que mientras se consumen unos 2.000 kilos de caracoles diarios en Córdoba, Jaén consume 4.000 kilos o Sevilla, 20.000 de manera diaria.

Montados en puestos que se sitúan al aire libre, los cordobeses se sientan a degustar alguna de las clases de caracoles existentes como los picantones, bien sean chicos o gordos. Algunos puestos añaden nuevas formas de preparación como caracoles a la romana y a la plancha. El precio en el año 2008 rondaba 1,10-1,20 € para los caracoles chicos y los 2,20 € para los gordos, que garantizan la popularidad de los establecimientos, asequibles para muchas personas.

Antigüamente, los caracoles no eran vendidos de esta manera sino que eran los caracoleros los que preparaban las ollas en casa para luego salir a la calle y venderlos de modo ambulante puerta a puerta. De ahí se pasó a la implantación de los puestos en espacios físicos como el de la plaza de la Magdalena uno de los más antiguos de la ciudad, que abrió sus puertas en el año 1965.

Anualmente el Ayuntamiento concesiona espacios en la ciudad para que se monten puestos de estas características. En en el año 2006 y 2007 fueron 18 los puestos de caracoles existentes en la ciudad mientras que aumentaron hasta 20 en el año 2008 y a 27 en el año 2009.


Y vamos con la receta. Yo os diré que es mi marido el que los prepara. Yo le digo que ya tengo las manos suaves, que no me hace falta la baba de caracol, jejejeje. Estoy por embotarla y venderla.

Aquí os dejo un video de mi marido limpiando los caracoles.



 


INGREDIENTES

1 kg de caracoles
1 kg de sal
1 cáscara de naranja seca
1 ramillete de hierbabuena
1 o 2 guindillas (depende de si os gusta el pique)
Harina
Agua


PREPARACIÓN

Lo primero que haremos será poner los caracoles en un barreño y echarles harina por encima, pondremos una malla y sujetaremos para que no se nos escapen los caracoles, y así los dejaremos un día, con esto conseguimos que los caracoles expulsen toda la suciedad (vamos la caquita) jejejeje.

Al día siguiente los lavaremos (como en el video que os he puesto de mi marido). Los ponemos en el fregadero, los esparcimos con sal, y removemos, removemos, removemos hasta que suelten muchas babas, luego vamos lavándolos y ponemos en el otro fregadero. Volvemos a repetir lo mismo, más sal, más removimientos, jejeje y de nuevo lavado y al otro fregadero. Esto lo haremos hasta que dejen de soltar babas, entonces querrá decir que están limpios como una patena.

Llegados a este punto, los metemos en una olla con agua limpia y los tapamos con la malla, los sacamos a la terraza para que les de el solecito y saquen sus cuernitos al sol, jejeje, como dice la canción

CARACOL, COL, COL, SACA LOS CUERNOS AL SOL
QUE TU MADRE Y TU PADRE YA LOS SACÓ
CARACOL, COL, COL

Bueno cuando ya veais que están fuera los llevais al fuego (lo poneis a fuego lento) esto os puede llevar bastante tiempo, pero ... queremos unos caracoles riquísimos ¿verdad? Bueno ahora irán soltando espuma que teneis que retirar, igual que hacemos cuando estamos con un cocido, que desespumamos, pues con los caracoles igual, los que vayan flotando los retirais, porque eso quiere decir que están muertos.



Ahora añadimos la cáscara de naranja, la guindilla y la hierbabuena, y dejamos cocer como 20 minutos. Pasado este tiempo nuestros caracoles estarán listos, pero ..... si podeis esperar hasta el día siguiente para comerlos estarán más buenos porque habrán cogido su saborcillo.


Y bueno aquí los teneis listos para comer. ¿Conoceis a MINIPANDI? jejeje, es que mi Lucía me dijo, mama si Marta pone a su ranita ¿porqué no pones tú a mi panda? y nada aquí aparece el señor panda preparado para comer caracoles.






Bueno y ya para terminar quiero pediros un favor. 

Muchos conocereis la historia de Diego, un niñito que se ahogo en la piscina de su cole, con sólo 4 añitos. Si no la conoceis pasaros por el blog de su mamá DIEGO UN DUENTE MUY ESPECIAL 


Hoy su mamá Vanesa, le pidió a Marta que publicara en su blog una carta, así que os RUEGO ENCARECIDAMENTE que os paseis por el blog de Marta y la leais.Sólo teneis que pinchar en el enlace 


31 comentarios:

  1. El otro día yo también puse una entrada de como preparar y cocer los caracoles, yo no tengo la suerte de que lo haga mi marido, ja,ja,ja, a mi me toca hacerlo a mí, él ni mirarlos.
    En mi zona Balaguer (Lleida) a esos caracoles les llamamos caracolinas , para nosotros los caracoles son los más grandes.
    Esas caracolinas tuyas son más finas de sabor y probaré de cocinarlas como enseñas, eso si... me las tendré que limpiar yo :-)

    Petons

    ResponderEliminar
  2. Uff yo soy de las que los odio! No me gustan nada.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. yo no los odio, nunca los he comido, pero no podria, porque me dan penita!aun asi a la gente que le gustan estan encantados!

    ResponderEliminar
  4. Por esta vez y sin que sirva de precedente te voy a decir que no, gracias, todos para tí, jajajajajajaja.
    pero no los he probado, eh? pero no me llama la atención.
    Bicos

    ResponderEliminar
  5. A mi los caracoles me encantan, y sé perfectamente que tienen un montón de trabajo, que ricos! Feliz semana!

    ResponderEliminar
  6. Pues a mi me encantan...eso si lo de limpiarlos...se lo dejo a otros!!

    bicos

    ResponderEliminar
  7. Krissssss!!! yo nunca los he probado pero me encantaría poder hacerlo!!! yo me atrevo con todo eh! otra cosa es que me gusten jajaja!!!! pero si que me encantaría!!! no me imagino para nada el sabor que pueden tener!!!!

    Me voy al blog de Martiñaaaaa!!!!

    ;-))

    ResponderEliminar
  8. Pues si que hay término medio!!
    A mi no me disgustan pero tampoco me matan. Ahora mismo hace años que no los como, en Cataluña son muy típicos a la llauna, pero hace siglos que no los pruebo y eso sí, sólo los como en restaurantes que a mi eso de limpiar caracoles y todo el proceso me da un poco de repelús jiji

    Me gusta tu receta y si un día vienes a verme traeme un tuper!!

    Besis!

    ResponderEliminar
  9. Ole y ole!!! que ricos los caracoles en caldito ummmm como me apete un vasito, y yo que todavia no los he probado este año. Esto hay que remediarlo ya.

    Un besito
    Afri

    ResponderEliminar
  10. Chicas que faenon, en casa los caracoles estan vetados, pero para los que los adoran habeis preparado una señora receta.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Cariño, vengo a dejarte un beso, del resto ni hablo de la grima que me da.

    ResponderEliminar
  12. HOLA CRISSSSSSSS PUES SI ES VERDAD EN QUE ESTARIA YO PENSANDO GRACIAS DE TODOS MODOS POR PONERME DE NUEVO EL ENLACE JIJI

    ESTOS CARACOLES SE VEN RIQUISIMOS YO TENGO UN TERMINO MEDIO NI LOS QUIERO NI LOS ODIOS PERO SI HAY QUE COMERLOS SE COME JAJAJA

    SABIAS QUE EN FRANCIA HAY UN RESTAURANTE QUE REUTILIZA LAS CASCARAS DE LOS CARACOLES? INFORMATE JAJAAJ;) BESOS WAPA

    AHHHHHH Y ME VOY A LEER ESA CARTITA QUE TRISTE VERDAD?

    ResponderEliminar
  13. uyy!! yo antes era una loca de los caracoles,pero ahorita me pasa como a Isabel,me dan una grima increíble,si los pilla mi padre no os deja ni los palillos jajjaa ^^
    besotes chicas,feliz semana ;)
    voy al blog de Marta

    ResponderEliminar
  14. me chiflan los caracoles!! los he probado de muchísimas maneras... a la llauna, en salsa, rellenos, pero así tan solo con la naranja y la hierbabuena, nunca. Como somos muy caracoleros la próxima la hago en tu honor.
    Besitossss

    ResponderEliminar
  15. uhm que ricos y cuanto tiempo sin comerlos, un besico.

    ResponderEliminar
  16. que buenoss,a mi los caracoles me encantan ,osea que me lo apunto ,pero estos son los peques no? como he visto que ha puesto dolors por aqui para nosotros los caracoles son los grandotes jajaj pero estos los haré un dia haber que tal un besazo

    ResponderEliminar
  17. ME ENCANTAN LOS CARACOELES, DESDE QUE LOS PROBÉ EN TARRAGONA DE PEQUEÑA, UMMMM, AQUI NO SE DAN NADA, PERO AUN RECUERDO SU SABOR, HIJA, QUE MARIDO MAS APAÑAO TIENES,JAJAJAJ
    AHHH Y LO DEL NIÑO LO HE LEIDO, POBRECITO, LE MANDO A SU FAMILIA ÁNIMO, BESINESS

    ResponderEliminar
  18. Me encantan los caracoles!
    Aqui en Mallorca son deliciosos, un plato muy tradicional. Una pena lo del nene, mi apoyo para su mamá.

    ResponderEliminar
  19. Tienen razón. Yo no puedo con ellos. Me dan una cosita...
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  20. yo nunca los he probado se ven buenos pero no se si me atrevería aprobarlos, besos

    ResponderEliminar
  21. A mi si me gustan los caracoles. Aunque de esa manera solo los he tomado en bares, cuando los hago en casa es de otra manera y por supuesto picantitos.
    He leído lo de Diego es desgarrador la carta de esa madre y con razón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. A mi particularmente no me llaman la atención, pero a mi marido y a mis suegros les encantan. Mi padre tambien es muy aficionado y mi mamita, aunque no le gustan , prepara una salsita para chuparse los dedos, en este caso, los caracoles,je,je.Muas.

    ResponderEliminar
  23. A mi me gustan, sobretodo con pimienta y sal, pero sólo en una ocasión intenté prepararlos y no aguanté la aonía de los pobres, yo no valgo para este tipo de plato, prefiero que me los den cocinados, y desde entonces comerlos sin pensar en ellos, sino .... ahora se me indigestan.
    Feliz semana
    Besos

    ResponderEliminar
  24. A mi me encantan¡¡¡¡ En Sevilla ya empieza la temporada. Lo hacen diferente a vuestra receta y a veces lo sirven aparte un vasito pequeño con el caldo que está de muerte.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Ui, ni a mi marido ni a mi nos gustan los caracoles, pero a mi suegro le chiflan! Son muy típicos por aquí y por el zoco siempre hay algún sitio donde los venden.

    Si quieres te cuento cómo los hacen aquí, que ya sabes, lleva su carga de especias jajaja

    Besitoooos

    ResponderEliminar
  26. Pásaos por mi blog, tengo algo para vosotras. Un besito.

    ResponderEliminar
  27. Tengo que confesar que cuando he visto la foto se me ha ervuelto un poquillo el estómago... y eso que he comido caracoles! peeero hace unos años les cogí manía, vete tú a saber por qué...
    En Huelva también son muy típicos, de hecho mi padre los subía del bar de la esquina que los hacían muy buenos

    ResponderEliminar
  28. Dolorss: Estos caracoles, creo recordar que se les conoce como cabrillas, los caracoles propiamente dicho son los grandes. Espero que si los haces sean de tu agrado. Besos

    ALMA MATER: Jejeje para gusto los colores ¿Verdad? Besos

    IRENE: Eso decía yo, hasta que los probé, jejeje. Besos

    MEIGAUXIA: Valeeeeeeeeeee lo tenemos en cuenta. Besos

    ODILE: Cierto, son trabajosos a más no poder, pero a mí en este caso me los preparan, no voy a ser yo siempre la que cocina ¿no? Besitos

    Mª JOSE: Eso mismo pienso yo. Besos

    TITO: Tampoco yo puedo describirte el sabor que tienen, tienen un sabor característico, no se parecen a nada que te pueda decir, ya lo siento. Besos ¡!!

    BRUJIX: Eso está hecho, tomo nota de llevar tupper, jejeje. Besitos

    AFRI & LOLI: Remedialo que como aquel que dice ya mismo dejamos de tenerlos en el mercado. Besos

    EL PUCHERETE DE MARI: Gracias ¡!! A mi me dan cierta cosilla, porque por ejemplo mi marido para no usar el palillo los absorbe y eso me da repelússssss, me pone de mala leche, besitos

    ISABEL-FABRISA: Ayss esta vez no hemos dado en el clavo  Besos

    CRISTINA: Sii sabía lo del restaurante ese que comentas, lo leí en cierta ocasión. Besos y gracias.

    ISABELLA: Jejejeje vaya con tu papi, yo los palillos no me los suelo comer, jajaja. Besos

    MONICA: Pues espero que te gusten, yo nada más que los probé así de esta manera, y es porque los grandotes no me gustan nada. Besos

    CAROL: Pues ponle remedio. Besos

    DE BUEN COMER Y ALGO MÁS: Sii sii estos son los pequeñitos. Besos, espero que sean de tu agrado.

    ANA: ¿Tú eres de Sevilla no?, pues leí que por allí se estilan mucho. Besos

    SARA: Besos y gracias

    AMANDA: Yo pensaba igual que tú hasta que me comí uno con los ojillos cerrados, jejeje. Besos

    DULCE: Si alguna vez te atreves cierra los ojos, verás que te gustarán, eso hice yo la primera vez que me comí una ostra. Besos

    LA COCINERA DE BETULO: Mi marido se prepara también los gordos y se los hace en salsa y picantes, estos no solemos ponerle mucho pique, por la nena, aunque luego el en su vaso, se echa bien de guindillas, jejeje. Besos

    LAS RECETAS DE MANANS: Mmmm me encantan las salsas. Besitos guapa.

    LILY: Ayss si la “muerte” tan lenta que tienen es lo peor. Besitos guapa.

    DOLITA: Siii a mí casi que me gusta más el caldo que el propio caracol, jejeje. Besos

    UMMU AISHA: Siii claro que me gustaría que me pasaras esa receta. Besos y gracias.

    EVAM: Gracias guapa ¡!!! En cuánto subamos una entrada lo recogemos, gracias por acordarte de nosotras. Besos

    MARIA: Si yo los he comido en Huelva, vamos y mi peque, tengo una foto de la enana con 3 añitos comiendo caracoles, jejejeje. Besos

    ResponderEliminar
  29. Hace años que no pruebo caracoles y tengo que decir que me gustaban mucho. Que buena aportación sobre los mismos, el video, y la gran cantidad de imagenes. Muy buen pots que es de agradecer. Mis felicitaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Así, de esta forma no los he comido nunca, pero la combinación de sabores es muy buena! Llevo un tiempo detrás de preparar los caracoles, pero como soy una vaga no me llego a la tienda a comprarlos... A ver si ya me animo de una vez!

    ResponderEliminar
  31. Mmmm caracolessss!!!! hace muchisimo tiempo que no los como pero me encantannnn!! te han qeudado estupendos
    un beso

    ResponderEliminar

¡¡ GRACIAS !! Si habéis llegado hasta aquí y decidís quedaros OS LO AGRADECEMOS, si por el contrario este rincón no es lo que pensabais, LO SENTIMOS, aún así BIENVENIDOS A TOD@S !!!
Vuestros comentarios son muy gratificantes, y aunque no os contestemos a ellos, si que los leemos todos.
¡¡BESOS !! y GRACIAS